viernes, 6 de mayo de 2011

No podemos negar el pasado, pues forma parte de lo que somos.


Puedo digerir la comida, puedo disfrutarla a ratos…lo que no puedo saborear es el pasado. Miro hacia atrás y no puedo asimilarlo. Cuatro años de mierda, literalmente. Fiestas sin sentido, idas y venidas, recaídas leves, recaídas graves, miradas agresivas, veranos con doble filo, inviernos insufribles…en fin, tantas cosas de mierda. Creo que recuerdo muchísimo las cosas buenas que me han pasado porque hacen demasiado contraste con la porquería.
Todos estos años he intentado vomitar mis entrañas, “purgar” mi alma,  y lo que he conseguido es debilitar mi cabello, mis uñas se han vuelto de papel y mis dientes algo transparentes. Y no solo eso, también he caído a un lugar bastante lejano de la coherencia. En serio, antes tenía una sensación de vértigo por todo lo que vivía, el suelo que estaba debajo de mis pies era inmensamente profundo y lo podía notar…ahora esa sensación es más fuerte pero distinta, estoy corriendo hacia algún lado con la intención de que el pasado no me alcance y no termine por aplastarme.
Cierro los ojos, miro hacia atrás y lo único que consigo es atragantarme con nuevas notas musicales…todo ha cambiado, todo es distinto, mi boca distingue un sabor a frescor, a vida.En el piano las cosas cambiaron, sigo relatando con la música momentos muy duros pero quizás desde un punto de vista más maduro.
Ni todo ha cambiado, ni todo se ha quedado en el mismo sitio. El tiempo ha querido mover ficha, y ya tocaba. Admito que no conoceré ningún camino de rosas, pero sí es verdad que algún día dejaré de atragantarme con mi odio, con las autolimitaciones. No quiero mutilar más mi mente, está demasiado jodida…sólo quiero acariciarla con cosas que valgan la pena. De momento cuidar de mí se ha vuelto una hazaña y espero estar a la altura. 

Después de pagar condena casi perpetua por todos los crímenes que he comentido en contra de mí, logro escapar...pero no sé si de la manera más adecuada. De momento soy una fugitiva perseguida por el pasado. Los ojos enormes que tengo volverán a su sitio cuando no huya más...cuando no tema que el pasado me alcance, pues forma parte de mí, para bien o para mal. Pero a pesar de todo, como se diría...lo mejor de nuestra piel es que no nos deja huir.

 Un fuerte abrazo! <3

2 comentarios:

loreeteqieree dijo...

acuerdate del pasado tan solo para no repetir los mismos errores, pensar en la mierda que fue no sirve para nada más que sentirnos peor con nosotros mismos, el pasado pasado está(:
<33

paaatrixaaxipistaaxi dijo...

Hola!^^ he leído tu entrada.. Mira dicen que somos el reflejo de nuestro pasado y es así. Nosotros somos como somos por aquello que hemos vivido. Todo el mundo comete errores y esos errores están para que cuando te enfrentes a algo parecido sepas afrontarlo bien. Así que por muy malo que sea tu pasado, que me imagino como dices que también habrán cosas buenas no huyas de el.. aprende.
Te sigo vale?^^
muy buena la entrada por cierto!
te dejo aquí el mio, espero que te guste^^ http://tusecretoescondido.blogspot.com

Archivo del blog